CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

sábado, 17 de enero de 2009

Amar la vida...Mis Gemas preciosas.....

Cada instante que he vivido, me ha enseñado
Que lo material tiene un tiempo de enamoramiento
Lo que nos hace enamorarnos eternamente
Son recuerdos que vamos atesorar día a día
Lo más hermoso de mi Vivir
Es cuanta gente me acompaño en esa aventura
Y cuanto aprendí de cada uno de ellos


María Lasalete Marques ®

lunes, 12 de enero de 2009

Querido Tiempo....

Querido Tiempo:

No se si existes realmente, o si apenas eres un nombre inventado por el Hombre. Cuando me miro en el espejo y veo mi rostro algo marchito tras los años vividos y vienen a mi las imágenes de aquel rostro que recuerdo de mi niñez, se que existes.
Eres como esa línea paralela de los rieles por dónde se traslada un tren, junto la vida que se entreteje en mi existir para llenarme de experiencias y vivencias.
No se del tiempo que pueda existir, más allá del que puedo mirar en el presente y el reloj no se detiene, apenas tengo esa línea de 24 horas para hacer todo y cada una de las cosas con las cuales me he comprometido.
Eres ese estar cíclico entre el amanecer y el anochecer, un sol que se alza sobre mí para borrar mi sombra en su punto más intenso difuminando su reflejo.
Debes ser tan real que hasta la misma naturaleza se pliega a tu paso y es evidente que mas que una fracción de 24 horas, alcanzas la plenitud de una primavera florida, con mil colores y aromas, vistiéndose de gala abrillantando el paisaje del Verano, dando paso al deshojar de las árboles tras los intensos ocres del Otoño para luego recogerse en la desnudes del invierno.
Tiempo que miro en mi mundo y en el que busco entender mi razón de Ser y Existir luego de acaudalar recuerdos que emergen tras cada ocaso transformándose en el porque de cada amanecer de vida.
Cuando miro el agua cristalina de un río, siento tu presencia viva en cada ciclo del agua, su esencia jamás se merma sea cual sea su situación.
El jamás se preguntará porque nace en las altas montañas, abriéndose paso entre miles de escollos, para luego fundirse en ese mar da agua salada, levitar al cielo, condensarse en pompas de algodón para nuevamente descender en torrente de dulzura a su cauce inicial.
Creo que sólo el Ser Humano no ha entendido su tiempo Natural, tratando de protagonizar su mismo cronograma, es una lucha constante contra el espacio mismo, y su rol en igualdad con lo que pretende dominar arbitrariamente.
Hoy mi querido tiempo, entiendo que existes de una manera distinta a la que suelo mirar en el reloj y en las arrugas de mi frente, no es ese pasar de las horas el que me dice con exactitud a que hora el Astro rey se abrirá en claridad, para dejar atrás el reposo de la noche, son el paso de las lunas que me den la certeza de cada estación del año.
Creo entender que al querer ser los más dotados de inteligencia de la Naturaleza, nos olvidamos escuchar y observar lo que a diario el Universo nos murmulla y nos revela.

sábado, 10 de enero de 2009

El Sonido del Amor....


En un espacio de la red, me encontré con un titulo
Que me hizo pensar, “El sonido del Amor”
Hermoso titulo de un blogs de esos en los que uno se deleita
Con las palabras escritas y mucha veces los sentimientos desnudos
Puedo decir que mil veces he hablado sobre el Roce del Amor
De esa caricia que sentimos día a día sin el frote de la mano de quien amamos
De ese deseo incalculable que sentimos traducido en un suspiro
Cuando evocamos su cercanía.
Y me pregunto como será ese sonido del amor,
más que la melodía de un corazón que palpita intensamente, galopante.
O será la melodía que juntos danzamos bajo el fulgor de la luna de plata
O serán los susurros que se emiten entre caricias
O el eco que se grava sobre las sabanas entre cada gemido
Es como el viento que murmulla ante la montaña
cuando nuestros pensamientos fluyen mas allá de las estrellas
y pretenden volar a tu lado para envolverte.
Ese sonido especial que se hace estruendo cuando nos sentimos
emerger en los recovecos del amor, y deseamos un mañana prominente
Será el sonido que emite el mar cuando con sus brazos
convertidos en oleaje abraza en la orilla la arena de plata.
Lo que si se es que este sentimiento que nos envuelve
Nos hace retoños de la vida misma, y en cada respirar
El corazón de hincha de paz y el valor aflora
Haciéndonos guerreros en las contiendas adversas que atentan
Contra lo que de inicio sentimos muy nuestro.
Ese sentimiento que nos hace vibrar como el corazón mismo
Y nos convierte en niños de manos abiertas a quien amamos.
Es el volver a enraizar la esperanza, los sueños en un horizonte común
Así que uniré el roce al murmullo del sonido que abraza
Dos esencias en un mismo sentimiento bajo esas luces que se encienden
y se apagan dando claridad a ese camino que deseamos caminar.

miércoles, 7 de enero de 2009

Como Mar....


. Cuando miro el amanecer de plata
miro el sol que emerge en el horizonte
y la luna que se oculta en el alba que emerge
no se si en ese instante me vuelvo el oleaje de mar
o si soy las arenas envueltas en el penetrando la orilla
tal vez soy la roca que en la mar se envuelve de su espuma blanca
si soy las mareas que vibran en el alma inquieta
tal vez soy el compendio lucido de ese mar que amo
en cada alborada o crepúsculo
en el contemplar de las gaviotas que rasgan el silencio
Déjame ser todo eso para envolverte cuando en mi te adentras
ser esa mar envolvente que te hurga la piel
ser el oleaje que te estremece y a la vez te cubre
ser tu mar en mi oleaje envolviéndote en mi espuma blanca
dejándote en la piel el rastro de mi presencia.

Um renascer na Primavera....

Fotografía María Lasalete Marques

Hillversum Holanda

Inverno intenso, o impelir da vida presente ante u Outono
que se alonga num abraço que se dissipa no tempo
e ao se afastar vai deixando marcas ao seu passo
arvores desprendidas de suas folhagem
a força do vento que verga os troncos despidos
em cada afrenta os fazem praguejar na sua fortaleza
ao resistir-se a cada embate.
Dando asas aos sonho que parecem se manter
na solidão do tédio cinzento que torna o sol tácito
despertar a vida desde os silêncios emudecidos,
mergulhados no manto branco que os faz estremecer.
Um ciclo que sempre se faz presente, em cada despertar da primavera.
Depois de cada dormitar cobertos dum manto de linho branco
em cada Inverno após o desfolhar das árvores num breve adeus ao Outono.

martes, 6 de enero de 2009

Sopros no Tempo

video

Sempre presente, em cada roce de pele
que o vento me trás tua doce presença mama...

Um espaço donde só as lembranças
nos fortalecem na esperança do retorno a casa
Sonhar acordada, dormir comprazida
duma vida donde a magia esta presente
em cada amanhecer.

Sonhos de criança que se mantêm impolutos no tempo
uma retrospectiva na senda duma historia que ainda se escreve.

Desde essa janela a desnudes de arvores que engendram vida silente
para cobrir-se de folhagem em primavera.

Em cada repousar do tempo um caminho na areia
marcas que se tornam caminho a percorrer
uma homenagem a quem sem pedir
claudica de seus sonhos para tornar os meus reais.

Um passeio na terra que com orgulho
percorro em cada compartir com os País
“Sua Ria de Aveiro”.

Uma chama que da vida nesse estar
uma ceia de entre relembranzas
anedotas, dor, alegria, sofrimentos
mas donde prevalece a essência dos afectos.

Ser feliz, não depende de quem esta a nosso lado
nem das coisas que possamos possuir.
ser feliz só nos o podemos conseguir
em cada tropeço uma lição de vida
em cada logro um merecido avanço. No caminho que dia a dia empreendemos

Um caminho de volta....aguardando encontrar
os que esperam por nós...

domingo, 4 de enero de 2009

Minhas Raíces Lusitanas

Fotografia María Lasalete Marques ®
Ria de Aveiro - Portugal
Dezembro 2008
Para ninguém é segredo das minhas raizes lusitanas
Esse entrever em dois pólos, nos quais vivo a minha vida
Num se encerram as lembranças de menina,
Da juventude que já lá vai a algum tempo
Sem por isso me deixar de sentir ainda criança
Na outra vereda do meio caminho percorrido
a faceta da mulher que luta dia a dia por precerbar suas raíces,
suas costumes, seus princípios, suas ensinanças.
Ano trás ano vai ao encontro das suas lembranças
sem esquecer dos que de braços abertos a esperam,
na esperança do retorno.
Mas quando se gesta uma família
apesar de que mil sonhos se tenham extinguido
sempre a um motivo para tornar ao lar.
Sentir as doces mãos de quem um dia tanto amor nos dedicou,
E que ainda hoje na sua falta de memória, sorri na nossa presença
Estendendo suas mãos para acariciar-nos o rosto.
Um homem que nos olha relembrando seu passado
para ver que dele tomamos,
que aprendemos do que com factos nos ensinou
forjando-nos mais humanos.
Essa janela entreaberta no Inverno
a espera dos que sem razoes aparentes
desejamos partilhar uma noite de natal.
Sorrisos, arrancados da memoria em historias ditas a mesa pelo Pai
Picardia com complacência no olhar da Mãe
E os olhares de irmandade no ter sido protagonista do transcorrer das historias.
Só sei que esse partilhar se façanha em esperança de um retorno
De encontrar ainda em pé os sonhos que junto de nós se agrupam
Para seguir sendo o que no passado fomos e que hoje qual sobreiro
Temos mais uns quantos junto a árvore de natal, junto a mesa.

Renacer en el Ocaso...

Renaciendo en el Ocaso, es parte de una vida que necesitó plantearse… ¿Qué hago ahora con lo que tengo en mis manos?
Jamás diría, comenzar de nuevo o partir de la nada…Pues quien ha vivido 45 años, jamás puede partir del punto cero.
Cada persona que enfrenta una situación álgida en el recorrido de las sendas de su vida.
Siempre recomenzará, planteándose una nueva forma de ver y de vivirla, más nunca comenzará de nuevo.
Pues cada quien lleva en si las huellas que se fueron tatuando con el tiempo, sus recuerdos, sus fortalezas, sus debilidades, su aprendizaje, su entorno.
Para comenzar de nuevo, sería necesario nacer de nuevo. Y eso no es posible.
Porque renacer en el Ocaso y no en el alba… Porque es en el Ocaso dónde solemos aventarnos a los recuerdos, reposar el cansancio, meditar y contrapesar situaciones.
Así que dejaré el alba para iniciar mi trayecto en ese Universo llamado Vida.



María Lasalete Marques

Orgullosa de ser Venezolana